<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Suspenden el recorrido del Nazareno de San Pablo

El Nazareno de San Pablo es una de las más imágenes más veneradas por los caraqueños que recuerdan con mucha fe el milagro que obró en 1697. En esa época “la peste del vómito negro” o escorbuto asolaba a Caracas y unos limones que se enredaron en la escultura sanaron a los enfermos

Este Miércoles Santo la imagen del Nazareno de San Pablo, de gran devoción para los caraqueños, no recorrerá las calles de la ciudad capital. No habrá procesión con sus devotos, ni en el Papamóvil como estaba previsto, por las restricciones impuestas por la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19.

La Arquidiócesis de Caracas a través de su cuenta en Twitter informó:

Es la primera vez en la historia que la imagen no saldrá a las calles y avenidas de la ciudad.

No hubo permiso

Días atrás el Consejo de Gobierno de la Arquidiócesis de Caracas acordó que el Nazareno de San Pablo recorrería las calles de Caracas, pero no en procesión como es costumbre el Miércoles Santo, sino en el Papamóvil que usó San Juan Pablo II en sus visitas a Venezuela. Sin embargo, hacía faltaba el permiso por parte del gobierno nacional.

Este lunes el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, en conjunto con la alcaldesa del municipio Libertador de Caracas, Erika Farías, del jefe de Gobierno del Distrito Capital, Darío Vivas y autoridades de la Iglesia Católica acordaron que el Nazareno de San Pablo saldrá después de la cuarentena.

El cardenal Baltazar Porras, al frente de la Arquidiócesis de Caracas y de Mérida, aseguró que el Miércoles Santo el Nazareno de San Pablo igualmente derramará sus bendiciones. Precisó que el canal de televisión ValeTv transmitirá la misa para todos los fieles creyentes.

En su cuenta en Twitter, el cardenal también recordó que, en una encuesta realizada por la Arquidiócesis de Caracas, 83% de los usuarios consideró importante que el Nazareno de San Pablo recorriera las calles de Caracas, como un símbolo de esperanza en medio de la difícil situación que vive el país.

Una imagen milagrosa

La imagen del Nazareno de San Pablo, una escultura de madera que data del Siglo XVII. Es una de las más veneradas por los caraqueños que recuerdan con mucha fe el milagro que obró en 1697 cuando “la peste del vómito negro” o escorbuto asolaba a Caracas.

Durante la procesión realizada en ese momento, el Nazareno de San Pablo, se enredó con un gran árbol de limón en la esquina de Miracielos. Quienes bebieron de los frutos de ese árbol recobraron su salud.