Pasajeros de Plus Ultra están varados en Madrid por suspensión de vuelos

Se estima que 800 personas resultaron afectadas por la cancelación de 9 vuelos de regreso a Caracas. Plus Ultra ha estado operando directo entre ambas capitales aunque la conexión aérea con España está suspendida desde el 25 de marzo. El INAC anunció una investigación sobre la aerolínea

Pasajeros de Plus Ultra están varados en Madrid por suspensión de vuelos

Más de 1.500 pasajeros con boletos Madrid-Caracas se quedaron en tierra tras la cancelación de al menos 20 vuelos, informó el diario El País. Plus Ultra, Iberia y Air Europa son las aerolíneas involucradas en esta situación que ocurre desde que en julio el gobierno venezolano les notificó que la ruta directa entre ambas ciudades no está autorizada: para Venezuela, al parecer, los protocolos de España ante el coronavirus no son tan de fiar como, por ejemplo, los de Turquía, México o Dominicana.

De acuerdo a la información publicada, la línea con mayor cantidad de personas afectadas es Plus Ultra, una compañía cuyo nombre se ha puesto en entredicho por un cuestionado rescate financiero en España y por la participación en su directiva de venezolanos con nexos estrechos con el gobierno de Nicolás Maduro. Se supone que 800 clientes de Plus Ultra no pueden viajar de regreso a Caracas debido a la cancelación de nueve vuelos.

Plus Ultra es -hasta ahora- la única línea que ha volado en esta ruta desde el 25 de marzo, fecha en la que el mandatario venezolano suspendió la conexión aérea con España como consecuencia de la pandemia. Desde entonces, hizo 56 vuelos.

¿Y cómo si están suspendidos desde marzo?

Esto es lo que dice El País: «Los vuelos de Plus Ultra se vendían bajo la etiqueta de ‘vuelos especiales’ o ‘de repatriación’ para eludir la prohibición de las autoridades venezolanas». Y luego cita a la compañía que aclara que todos sus vuelos se hicieron “con todos los permisos en orden y respetando todos los protocolos y normas de bioseguridad establecidos por las autoridades competentes”.

Como sea, el 30 de julio el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil les dijo que ya no más y anunció la posibilidad de abrir una investigación a Plus Ultra por la venta de boletos para una ruta no autorizada que podría tener hasta consecuencias penales.

“A fin de garantizar la correcta prestación del servicio público de transporte aéreo, se informa al público en general que la comercialización de boletos por parte del explotador aéreo Plus Ultra Líneas Aéreas, en rutas no autorizadas por las autoridades de Venezuela, es contraria a la normativa aeronáutica”, dice un comunicado del INAC.

Tanto Plus Ultra como Air Europa e Iberia ahora deben esperar a que el gobierno venezolano decida si reabre o no el tráfico aéreo entre Venezuela y España que está oficialmente cerrado hasta el 18 de agosto. Si la decisión es positiva -explica el diario- Plus Ultra programará un vuelo Madrid-Caracas para el 21 de agosto.

Mientras tanto, los varados no obtienen otra respuesta en el aeropuerto de Barajas.

De momento, las únicas rutas autorizadas en Venezuela son con Turquía, Rusia, México, Dominicana, Panamá y Bolivia.