Maduro se monta su película: magnicidios, Cota 905 y paramilitares colombianos

El líder del chavismo aseguró en una reunión en Miraflores, que los hechos en la Cota 905​​ están conectados con un intento frustrado de magnicidio. En un discurso digno de una película protagonizada por Steven Seagal, habló hasta de Pablo Escobar

Maduro se monta su película: magnicidios, Cota 905 y paramilitares colombianos

Nicolás Maduro se reunió en Miraflores, este 12 de julio, con la «Comisión Especial de Diálogo, Paz y Reconciliación», en la que enarboló un discurso que conectó los tiroteos del pasado 7 y 9 de julio, con un intento de magnicidio y dejó entrever que la detención de opositores, como la de Freddy Guevara, tienen que ver con estos hechos.

«Pensaban actuar el 5 de julio, pero todo el dispositivo de seguridad, para asegurar los distintos círculos y anillos de protección del desfile (por el Día de la Independencia), tomaron las alturas de todas esas barriadas, de todos esos edificios, como siempre se ha hecho, y se neutralizó el ataque», dijo Maduro frente a las cámaras de Venezolana de Televisión.

«Pero se mantuvieron en movimiento, como locos. Atacando con francotiradores a gente inocente el 6 de julio. Y el 7 de julio ya se atrevieron a salir a matar a gente abiertamente. Atacaron la estación policial del Helicoide, del Sebin, en una guerra abierta. Y, viendo el plan, decidimos activar en la madrugada del 8 de julio la operación Gran Cacique Guaicaipuro, en un plan que salió a la perfección de la liberación de los barrios de la Cota 905​​ y todos sus barrios circundantes».

Maduro no hizo referencia a los ciudadanos que fallecieron esos días por las balas perdidas ni a los heridos. Sin embargo, el 10 de julio, Carmen Meléndez, ministra del Interior habló del «fallecimiento de personas inocentes» sin precisar el número. Habló de «28 personas heridas» de las cuales 18 son «de las comunidades adyacentes y transeúntes» y que fueron atendidas.

«Hubo combates contra francotiradores, combates como una guerra. Tomamos unas alturas llamadas Los Alpes, y allí había 20 paramilitares colombianos, capturamos a tres con sus armas, parece que se abatieron otros, están en identificación», acotó el líder del chavismo, sin mencionar que ninguno de los líderes de las bandas criminales, como el Koki, alias de Carlos Ruíz Revete, escaparon.

De cuerdo con Maduro, los paramilitares «estaban entrenando a esos delincuentes y terroristas». Añadió que estos irregulares extranjeros, con la unión de delincuentes venezolanos, tenían la idea de crear laboratorios para la producción de drogas en Venezuela «repitiendo el modelo colombiano» y agregó: «Quién se crea Pablo Escobar Gaviria, para atacar a la ciudadanía e imponer terrorismo, va a terminar como él».

Concatenación de hechos

La semana pasada, la vicepresidenta Ejecutiva de Maduro, Delcy Rodríguez, mencionó al hoy detenido, Freddy Guevara, durante un balance de los tiroteos en la Cota 905.

Rodríguez se refirió a un tuit que Guevara publicó durante los enfrentamientos entre bandas criminales y policías ocurridos entre el miércoles 7 de julio y el viernes 9 de julio.

«¿Qué tiene que ver el Acuerdo de Salvación Nacional con este mega drama que se vive en Caracas con las bandas armadas, Apure y el Arco Minero? Todo: solo con un acuerdo político avalado por la comunidad internacional el Estado podrá recuperar el control territorial del país», publicó el exlegislador.

Igualmente, el domingo, durante su discurso, Maduro se refirió a los enfrentamientos  «Se conocerán, en las próximas horas, más elementos y más pruebas de la articulación de la ultraderecha golpista con este plan de violencia desatada, de terrorismo desatado para tratar de generar lo que ellos decían ‘una insurrección popular armada desde los barrios de Caracas», prometió el gobernante.

Un día después de las palabras de Maduro, Tarek William Saab, fiscal general del chavismo, informó que Guevara fue detenido por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional «debido a su vinculación con grupos extremistas y paramilitares asociados al gobierno colombiano».

El funcionario chavista se refirió al caso en su cuenta de Twitter y dijo que al detenido se le imputarán los delitos de «terrorismo, atentado contra el orden constitucional, concierto para delinquir y traición a la patria».

Maduro: la violencia es de la derecha

Durante la reunión que sostuvo la Comisión Especial de Diálogo, Paz y Reconciliación de la Asamblea Nacional, Maduro condicionó su presencia en la mesa de diálogo que impulsa Noruega y que tiene México como sede. Tras mencionar sus peticiones ya conocidas, como el fin de las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea, añadió la del «fin de la violencia», culpando directamente a la oposición.

“Hay gente que quiere participar en el diálogo, pero están preparando golpes de estado, financiamiento a delincuentes, ataques terroristas y planificando magnicidios y asesinatos de líderes de nuestro país”, concluyó Maduro.

"La dolarización es como el Titanic: Di Caprio se muere igualito"

El socialismo del siglo XXI mutó o quedó para la historia, pero en el camino redujo la economía nacional al equivalente de una isla pequeña con un curioso sistema donde mandan el dólar y el consumo de lujo y la infraestructura productiva se exporta como chatarra. Omar Zambrano, economista jefe de la consultora Anova, nos ayuda a entender un poco el momento, el "esto es lo que hay" nuestro de cada día

Chile tendrá un gabinete amplio ajustado al pragmatismo de Boric

Se trata del primer gabinete de la historia chilena con más mujeres que hombres, de un promedio de edad de 42 años, con presencia de independientes y con la inclusión de otros partidos ajenos a la coalición Apruebo Dignidad con la que Boric ganó las elecciones el 19 de diciembre, integrada por el Frente Amplio y el Partido Comunista.

Por fin, ¿Qué es lo que quiere Rusia en Ucrania?

¿Riesgo inminente de invasión o intimidación para imponer sus puntos de vista a Occidente? Las tropas rusas concentradas en la frontera de Ucrania ofrecen a Moscú un amplio abanico de opciones, según los expertos, que creen más probable una intervención militar selectiva que una operación masiva.