HRW denuncia al gobierno de Cuba por abusos sistemáticos contra manifestantes

"Cuando miles de cubanos salieron a las calles en julio, el gobierno respondió desplegando una brutal estrategia de represión destinada a infundir miedo entre la población y reprimir el disenso", afirmó HRW en su último informe. Más de 500 personas siguen detenidas "en condiciones carcelarias nefastas"

HRW denuncia al gobierno de Cuba por abusos sistemáticos contra manifestantes

Human Rights Watch (HRW) acusó este martes 19 de octubre al gobierno de Cuba de llevar a cabo, de forma sistemática, arrestos arbitrarios, maltratos contra detenidos y juicios abusivos, en represalia por las protestas pacíficas que surgieron en la isla el 11 julio de 2021.

«Cuando miles de cubanos salieron a las calles en julio, el gobierno respondió desplegando una brutal estrategia de represión destinada a infundir miedo entre la población y reprimir el disenso», afirmó Juan Pappier, investigador para las Américas de HRW, en el último informe de la organización con sede en Estados Unidos.

Las autoridades detuvieron a más de 1.000 personas durante esa ola represiva. De ellas, más de 500 siguen encarceladas. Muchas están bajo arresto domiciliario, indicó HRW, citando a la ONG cubana Cubalex.

«Manifestantes pacíficos y otros críticos han sido sistemáticamente detenidos, incomunicados, sometidos a abusos en condiciones carcelarias nefastas, y juzgados en procesos que son una verdadera farsa», aseguró Pappier.

La crueldad de la represión cubana

Los autores del informe documentaron en detalle violaciones de derechos humanos contra 130 personas en 13 de las 15 provincias cubanas, así como en la Isla de la Juventud, un municipio especial.

En la mayoría de esos casos, las víctimas sufrieron interrogatorios reiterados. Se les preguntó reiteradamente por el financiamiento de las manifestaciones.

Algunos de los detenidos fueron privados de sueño y golpeados. A otros se les amenazó con tomar represalias contra ellos o sus familiares por protestar, añadió el informe.

Gabriela Zequeira Hernández, estudiante de 17 años, contó a HRW que fue detenida en La Habana, cuando pasaba cerca de una manifestación el 11 de julio.

Según ella, tras su arresto, dos agentes mujeres la obligaron a hacer cinco sentadillas desnuda mientras tosía y se presionaba a sí misma el estómago. Una de ellas le ordenó que inspeccionara su propia vagina con el dedo.

Entre julio y octubre, HRW entrevistó a más de 150 personas, incluidos activistas, víctimas, familiares y abogados con conocimiento directo de los casos. La organización consultó, además, documentos judiciales y corroboró numerosos videos y fotos.

El 11 de julio, miles de ciudadanos salieron a las calles de unas 50 ciudades de Cuba al grito de «tenemos hambre» y «libertad». Esas protestas, sin precedentes desde la revolución de 1959, dejaron al menos un muerto y decenas de heridos.

Los opositores planean salir nuevamente a la calle el 15 de noviembre, a pesar de la prohibición de las autoridades de la isla.

 

La sospecha contra Raúl Baduel la instigó Fidel Castro

La larga persecución contra el cuarto juramentado del Samán de Güere comenzó casi desde los inicios de la revolución. La historia de venganza y rivalidad promovida por Hugo Chávez se tradujo en torturas, cárcel y aislamiento por 13 años hasta su muerte en prisión este 12 de octubre de 2021

Leonardo Padura y su resignado silencio sobre la dictadura cubana

El doble estándar, tan cuestionado siempre por las organizaciones de derechos humanos, ha sido la usual respuesta de la intelectualidad latinoamericana de izquierda para evadir responsabilidades. Se calla ante lo que ocurre en Cuba, pero lo mismo que sucede en Cuba en materia de represión, es denunciado a los cuatro vientos sí ocurre en otro país, y mejor si este es gobernado por un presidente conservador