Suiza ordena a dos bancos cerrar cuentas de clientes venezolanos

Banca Zarattini y Compagnie Bancaire Helvétique (CBH) no aclararon en su momento los antecedentes económicos de las relaciones comerciales y las transacciones con mayor riesgo de blanqueo de capitales, en operaciones con venezolanos vinculados a Pdvsa.

Suiza ordena a dos bancos cerrar cuentas de clientes venezolanos

La Autoridad Suiza Supervisora del Mercado Financiero (FINMA), anunció este jueves que tomó medidas administrativas contra dos bancos importantes del país, Banca Zarattini y Compagnie Bancaire Helvétique (CBH), «por la sospecha de que están vinculados con presuntas actividades de lavado de dinero por parte de la petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA)».

El organismo gubernamental responsable de la regulación financiera, supervisión de bancos, compañías de seguros, bolsas de valores y operadores de valores, así como otros intermediarios financieros en Suiza, terminó una investigación de tres años sobre las relaciones comerciales y financieras con Venezuela y venezolanos.

«Por lo tanto, dictamina que ambos bancos deben aplicar ahora estas medidas de forma coherente para restablecer el cumplimiento de la ley», dice un comunicado del organismo.

«La FINMA también ha impuesto a Banca Zarattini la prohibición temporal de aceptar nuevos clientes venezolanos. Las medidas impuestas a CBH Bank incluyen la terminación de todas las relaciones comerciales restantes con clientes venezolanos. Además, CBH debe revisar otras relaciones con clientes especialmente arriesgadas y ponerles fin si es necesario», explica.

Incumplimiento

«Banca Zarattini & Co. SA y CBH Compagnie Bancaire Helvétique SA han incumplido sus obligaciones en materia de lucha contra el blanqueo de capitales y han infringido gravemente la legislación en materia de supervisión. En consecuencia, ha impuesto medidas a los bancos», constató el organismo.

«La conclusión de estos dos procedimientos pone fin a todos los procedimientos de ejecución contra los bancos en el contexto de Venezuela y, en particular, en relación con PDVSA», agrega.

La FINMA abrió un procedimiento de ejecución contra Banca Zarattini en agosto de 2019 para investigar la información que había recibido sobre posibles violaciones de las normas de blanqueo de dinero, en supuestos casos de corrupción vinculados a la petrolera venezolana PDVSA.

«FINMA abrió un procedimiento de ejecución contra CBH en febrero de 2020. También en este caso, había recibido información sobre posibles violaciones de las normas de blanqueo de capitales en relación con clientes venezolanos», agrega.

«El procedimiento, ya concluido, determinó que tanto Banca Zarattini (en el período comprendido entre 2014 y 2018) como CBH Bank (en el período comprendido entre 2012 y 2020) incumplieron las obligaciones de lucha contra el blanqueo de capitales y sus deberes de establecer una política de gestión de riesgos adecuada, lo que representa una grave infracción de la legislación en materia de supervisión».

Falta de prudencia

Ambos bancos no llevaron a cabo suficientes aclaraciones de los antecedentes económicos de las relaciones comerciales y las transacciones con mayor riesgo de blanqueo de capitales. También faltaba la documentación adecuada en estos ámbitos.

La Banca Zarattini y el CBH Bank cooperaron bien durante el procedimiento.

Antes y durante el procedimiento de la FINMA, ambos bancos ya habían aplicado medidas operativas, estructurales y de recursos humanos para eliminar las deficiencias de su organización en la lucha contra el blanqueo de capitales. Si se aplican de forma coherente, la FINMA considera que estas medidas son adecuadas para subsanar las deficiencias detectadas.

El organismo explica que se puso en contacto con más de 30 bancos suizos en relación con supuestos casos de corrupción en el contexto de Venezuela y, en particular, vinculados a PDVSA.

Investigó si los bancos estaban implicados en este caso, y en qué medida, y si se cumplían las disposiciones de la ley de supervisión suiza. Finalmente, la FINMA abrió cinco procedimientos de ejecución para investigar la información específica que había recibido sobre posibles violaciones de las normas de blanqueo de dinero. Estos procedimientos ya han concluido, explica.