Lufthansa anula 23.000 vuelos entre el 29 de marzo y el 24 de abril

La decisión se deriva de la crisis que afecta al sector del transporte aéreo por la pandemia de coronavirus. Su filia Austrian Airlines y otras aerolíneas norteamericanas como American Airlines y Delta también han cancelado vuelos adicionales para hacer frente a la emergencia de salud

Lufthansa anula 23.000 vuelos entre el 29 de marzo y el 24 de abril

La compañía aérea alemana Lufthansa anunció este miércoles que anulará unos 23.000 vuelos entre el 29 de marzo y el 24 de abril por la epidemia de coronavirus.

Ante las circunstancias excepcionales, Lufthansa publicó un «programa de vuelos reducido» este martes. En el comunicado señaló que «se prevén otras cancelaciones más en las próximas semanas».

Estos vuelos se agregan a los 7.100 ya anulados sobre el final del programa invernal (boreal) de vuelos, el 28 de marzo.

Lufthansa redujo hasta un 50% su capacidad de vuelos a causa de una «caída drástica de las reservas», atribuida a la propagación de covid-19.

La compañía añadió que los cambios para el periodo posterior al 25 de marzo se darían a conocer pronto.

Estas reducciones de capacidad conciernen sobre todo a las rutas en Europa, Asia y Oriente Medio, en tanto Lufthansa tiene como objetivo «conservar accesibles» todos sus destinos con al menos una de las empresas del grupo, desde sus centros en los aeropuertos de Fráncfort, Múnich, Zúrich, Viena y Bruselas.

Su filial Austrian Airlines, por su parte, anunció en particular la anulación de todos sus vuelos hacia y desde Italia «hasta nueva orden».

Por esta epidemia, el grupo también congelará sus contrataciones y ofrecerá vacaciones sin goce de sueldo a sus empleados.

Las aerolíneas de otras partes del mundo también decidido cancelar sus vuelos para enfrentar la pandemia. Sin embargo, estiman que los costos pueden ser muy altos. Según el Consejo Internacional de Aeropuertos de Europa, en los primeros meses de 2020 se registró un descenso de pasajeros de 13,5%.

Esta situación es catalogada por el sector aéreo como un riesgo en vista de que la temporada comercial del verano comenzará a principios de abril con pérdidas a consecuencia del coronavirus.