<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Copa Airlines avisa que está en riesgo de morir por coronavirus

La crisis económica global provocada por el nuevo coronavirus amenaza de muerte a la aerolínea panameña Copa Airlines, una de las más grandes de América. La colombiana Avianca también advirtió recientemente que tal vez no sobreviva.

Copa Airlines avisa que está en riesgo de morir por coronavirus

La aerolínea panameña Copa Airlines advirtió este lunes que puede no tener suficiente liquidez para sobrevivir a la crisis desatada por el nuevo coronavirus, pese a que está  reduciendo los costos, informó la agencia Reuters.

Es la segunda gran aerolínea latinoamericana en sugerir que puede dejar de existir debido a los efectos de la pandemia en la economía global y en particular en el transporte aéreo de pasajeros.

“Incluso después de poner en ejecución nuestras iniciativas de ahorro de costos, es posible que no tengamos suficiente liquidez para operar nuestro negocio”, dijo Copa en un comunicado citado por Reuters.

Señaló que, según una estimación conservadora, podría consumir casi el 70% de su efectivo disponible para fin de año.

Copa destacó que tiene $1.130 millones efectivo pero que espera gastar más de $750 millones en los próximos nueve meses.

“Es posible que nuestra tasa mensual de quema de efectivo sea significativamente mayor que los niveles que anticipamos actualmente”, explicó.

La compañía agregó el lunes que busca vender unos $350 millones en bonos a cinco años que pueden convertirse en acciones. Los papeles de Copa, que a diferencia de muchas competidoras aún no ha buscado un rescate, caían más del 12% en Nueva York.

Destino quiebra

Avianca Holdings de Colombia dijo la semana pasada que sus auditores expresaron dudas sustanciales sobre la capacidad de la aerolínea de existir dentro de un año. Así se convirtió en la primera aerolínea en la región cuyo futuro se puso en duda.

Copa y Avianca se han visto más afectadas que la mayoría de las aerolíneas latinoamericanas por la crisis. Esto obligó a ambas a cancelar la totalidad de sus vuelos de pasajeros desde finales de marzo.

Pero mientras Avianca espera reiniciar los vuelos en mayo, Copa dice que no podrá hacerlo hasta al menos el 1 de junio. Por eso aplica medidas de ahorro de emergencia.

Avianca suspendió temporalmente el 100% de sus vuelos comerciales domésticos e internacionales, lo que implica dejar en tierra 142 aviones. También anunció que 12.000 de sus 20.000 empleados tomarán licencias no remuneradas, que van de uno a seis meses, reseñó AFP.

Copa ha sido considerada por analistas como la aerolínea más sólida financieramente de América Latina, porque su dependencia del aeropuerto de Ciudad de Panamá para prácticamente todos sus vuelos representa una gran rentabilidad. A partir de ahí, conecta a los viajeros con el resto de América y no tiene vuelos a Europa.

Pero esa fortaleza se ha convertido en una debilidad ya que Panamá cerró el aeropuerto, dejando a Copa sin rutas para seguir volando.

Solo algunos vuelos humanitarios han despegado en sus rutas desde que se iniciaron las restricciones provocadas por la pandemia.

Problema regional

Recientemente, la agencia AFP reseñó la grave crisis de todas las grandes líneas aéreas latinoamericanas.

«Desde suspender todos los vuelos hasta reducir el salario de sus empleados, las aerolíneas latinoamericanas toman medidas extremas y claman por ayuda estatal ante la expansión del coronavirus, que podría dejarles pérdidas por $15.000 millones este año».

Puestas contra la pared a causa de la expansión mundial de esta enfermedad -que llevó a muchos países a cerrar sus fronteras- la industria aérea latinoamericana enfrenta su peor crisis, que amenaza con hacer desaparecer a varias de ellas.

«La industria de las aerolíneas enfrenta su crisis más grave. En unas pocas semanas, nuestro peor escenario anterior se ve mejor que nuestras últimas estimaciones», dijo el martes Alexandre de Juniac, director de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Si las restricciones de viaje se extienden hasta tres meses y posteriormente se genera una lenta recuperación de la economía mundial, la demanda de pasajes caerá un 41% anual. Esto causará pérdidas por unos $15.000 millones en América Latina, de acuerdo a un reporte de la IATA.

A nivel mundial, la merma alcanzaría los $252.0000 millones.