¿Cómo protegerse de una inflación descontrolada?

En una economía inflacionaria el poder de compra de la moneda se erosiona y las alzas de salarios no compensan el aumento de los precios de bienes y servicios. David Osio, CEO de Davos Financial Group, hace algunas recomendaciones para preservar el valor del dinero.

¿Cómo protegerse de una inflación descontrolada?

El elevado volumen de efectivo circulando en la calle, y la velocidad con la cual están subiendo los precios de bienes y servicios, son claras advertencias de que Venezuela se enrumba hacia un escenario de hiperinflación.
Osio señala que el término hiperinflación está asociado a niveles altos de inflación, «generando un ciclo vicioso sin tendencia al equilibrio, usualmente vinculado a una devaluación drástica de la moneda respecto al valor de las monedas duras, como es el caso que actualmente atraviesa Venezuela”.
El bolívar fuerte, la moneda oficial de Venezuela, se ha devaluado de manera acelerada en estos últimos años, y con mayor vigor en los últimos meses, muy a pesar de las medidas implementadas por el gobierno a través de las diferentes versiones del sistema cambiario.
A inicios de 2015 el bolívar fuerte se cotizaba a la tasa de cambio Sicad II en 52,10 bolívares por dólar, y en menos de 3 meses ya se había incrementado en 280%, cerrando en abril a 198,00 (tasa Simadi que sustituyó al Sicad II).
Esta aceleración se notó igualmente en el mercado paralelo, el cual cerró el 1 de junio en 410,90 bolívares por dólar, un incremento de aproximadamente 140% con respecto a su cotización en enero de este año.
“La alta circulación de moneda en el país está ligado a la pérdida del valor real del dinero, como consecuencia de un aparato productivo deteriorado y a importantes fallas en las políticas de importación”, comenta el experto asesor financiero.
“Esta ilusión monetaria sobre un escenario de hiperinflación en puerta, pudiera generar efectos nefastos si no se toman las medidas económicas adecuadas. Los incrementos salariales no son acordes a los niveles inflacionarios actuales, por ende, el valor de compra es cada vez más reducido”, explica David Osio.
“Este escenario devastador, apoyado por la escasez de insumos, ha llevado inclusive al desarrollo de una economía informal que mercadea con productos a un precio aún más elevado, que pudiéramos llamarlo el ‘precio paralelo de los productos'», advierte el CEO de Davos Financial Group.
– Cómo resguardarse – 
David Osio señala que  la clave para quienes deben enfrentar un escenario de elevada inflación o hiperinflacionario es diversificar el portafolio de inversión, no endeudarse y reducir los gastos.
“Durante un ambiente hiperinflacionario se requiere más dinero para pagar intereses sobre las cosas que adquieres. Por ello, hay que comprar activos que no se deprecien con el tiempo (arte o inmuebles, por ejemplo), y diversificar la inversión, ya sea a través de fondos o manejando de una manera balanceada el portafolio entre un porcentaje de renta variable y un porcentaje de renta fija”, aconseja Osio.
“Inversionistas con un portafolio muy alto en renta fija durante períodos inflacionarios, tienden a disminuir sus niveles de rentabilidad como consecuencia de la pérdida del poder adquisitivo”, comenta.
Como efecto de un escenario inflacionario, la devaluación de la moneda impacta la capacidad de ahorro del público en general. Aunado a esto en el mundo de las inversiones suele suceder que la inflación afecta productos de renta fija, reflejándose en la caída del valor de los papeles en el corto plazo.
“En el mercado de las acciones no necesariamente es un factor negativo, ya que muchas veces se puede generar una especulación financiera. A largo plazo, el valor de acciones sólidas suele revalorizarse por encima de la inflación”, sugiere el CEO de Davos Financial Group.
Es importante tener un portafolio de inversión diversificado. Los inversionistas deberán optar por invertir en plazos cortos haciendo el respectivo seguimiento al comportamiento de las tasas de interés, previendo que en algún momento suban. Expertos consideran que “la gente con posibilidades se refugia en moneda dura como el dólar o francos suizos”.
Un portafolio diversificado incluye una parte de renta variable, ya que a pesar de los riesgos asociados a la volatilidad en el mercado de acciones, permitirá solapar posibles pérdidas en el mercado de renta fija.
Para Osio una opción de inversión que permita cubrir esa volatilidad está en los fondos mutuos de mediano y largo plazo o ETF’s , ya que permite cubrirse de la inflación, y en el largo plazo, se beneficiará de las tasas de interés más altas y la diversificación.
De igual forma, invertir en un fondo resulta una opción atractiva al momento de contrarrestar la inflación, ya que le permite participar de las ganancias que generan todas las acciones y bonos que posee ese fondo, y diluir el riesgo asociado a una baja en el valor de alguna de ellas en momentos puntuales.
“Por esta razón es importante, a través de su asesor financiero, afinar y mantener la constante revisión y balance del portafolio de inversión, ajustándolo a la realidad económica, ya que de lo contrario niveles de inflación y devaluación de la moneda por largos periodos de tiempo pudieran generar un alto impacto en los flujos de efectivo”, concluye Osio, CEO de Davos Financial Group.
NR: Davos Observer es una revista de Davos Financial Group, expertos asesores financieros internacionales.]]>