Elecciones regionales: apatía y pandemia generan baja participación de miembros de mesa

En el municipio Libertador del Distrito Capital, solo se han capacitado 478 miembros de mesa de los 6.708 convocados para las elecciones del 21 de noviembre

Elecciones regionales: apatía y pandemia generan baja participación de miembros de mesa

Uno de los problemas más graves que se presenta en los centros electorales de casi todo el país es la baja participación de los miembros de mesa. Desde las regiones se denuncia que existe apatía y dificultades para que los seleccionados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) cumplan con la obligación de presentarse e incorporarse a la responsabilidad asignada. A pesar de las advertencias del CNE sobre multas, algunos seleccionados contactados desde los centros electorales se niegan a participar.

Mercedes Expósito, coordinadora de un centro electoral ubicado en el Colegio Cristo Rey, en Santa Mónica, municipio Libertador, en donde están registrados cerca de 7 mil electores, explicó que aún le faltan por conseguir 5 miembros de mesa. Tiene muchos años trabajando en la organización de ese centro electoral por el partido Un Nuevo Tiempo (UNT) y considera que este ha sido el año más difícil para encontrar gente que quiera participar.

miembros de mesa

Mercedes Expósito con otros miembros de mesa que fueron a capacitarse

Señala que todos los años allí han trabajado bien con todos los voluntarios. “Más bien sobraba personal, pero este año ha sido terrible”, dice Expósito. A ese colegio los rebajaron de 12 a 8 mesas. Informa que ya tienen el miembro principal, el primer testigo y el segundo testigo en varias mesas, pero en otras no hay ni principal ni testigo. “Nunca nos había pasado lo que está pasando ahora”, se lamenta.

Apatía e inmovilidad

En cuanto a las razones alegadas por quienes han sido designados por el organismo electoral para desistir de presentarse, explica Expósito que la gente no quiere hacerlo.

Algunos dicen que están contagiados o saliendo del covid-19. Otros responden que no están de acuerdo con lo que está haciendo la oposición y no piensan votar. Y otros ya se fueron del país. Además de eso influye la situación económica y las dificultades para movilizarse y acudir a los centros electorales.

Este centro de votación requiere de 8 principales, 8 segundos, y 8 testigos. “Siempre sobraban voluntarios; pero esta vez faltan”, indica la coordinadora. A pesar del panorama que se vislumbra, está previsto que el entrenamiento comience la semana que viene, aunque debió haber iniciado antes. Pero los centros electorales están incompletos. Asegura que la situación se repite en el resto de la zona.

A pesar de que les recuerdan a los designados por el CNE, de que pueden ser multados de acuerdo a la Ley Electoral si no se presentan, suelen responder: “No importa. Prefiero la multa”.

Por el problema de la movilidad y la gasolina han tratado de conseguir voluntarios que sean del mismo centro. Al no conseguir buscaron en otras zonas. Para suplir a las personas que faltaban lograron contactar a tres que son estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), pero fueron rechazados por el CNE porque tienen que pertenecer a Libertador.

La gente está cansada

Un caso similar fue reportado por Yrama Capote, quien trabaja en la organización de 7 centros electorales en la parroquia San Pedro de Caracas, del municipio Libertador. Ella es activa participante en centros electorales desde 2002.

Coincide en señalar que este año ha sido muy difícil. En esa parroquia hay 27 centros electorales y tiene las mismas dificultades para conseguir los miembros de mesa que Mercedes Expósito. Los argumentos son similares a lo expuesto por la representante de Santa Mónica.

Capote opina que la gente está cansada. Le ha sido más fácil ubicar testigos de mesa para las organizaciones que representa pero en lo que corresponde a los miembros de mesa hay mucha dificultad para que se incorporen a pesar de las multas que les pueden ser aplicadas. Eso ya no les importa.

La mayoría ha dicho que no quiere ir. Incluso personas que conoce y que han participado activamente en otros comicios. Dice que es frustrante porque casi todos responden que no. Entiende que es una jornada muy fuerte. En su caso, en unas elecciones llegó al centro a las 5.30 am y salió al día siguiente a la misma hora.

Piensa que en esos sectores de clase media como la parroquia San Pedro, la gente está un poco más indiferente que en sectores populares, aunque observa una pequeña tendencia a favor de votar.

Dispersión en las zonas populares

También Iván Colina, habitante de La Urbina, municipio Sucre, estado Miranda, y quien ha sido testigo de mesa desde hace muchos años, destacó la apatía para trabajar en los centros electorales.

A su juicio, el origen de esta indiferencia, que no era tan marcada en años anteriores, obedece a la dispersión de los grupos políticos opositores de la zona, las dificultades económicas, los problemas de sobrevivencia del electorado de esta parroquia y la grave situación de los servicios públicos de luz, agua y gas.

Francisco Guevara, candidato a concejal por Petare por la alianza del MAS y otras organizaciones, señala que ya han logrado establecer y registrar a los testigos. Sin embargo, reconoció que están retrasados con los miembros de mesa.

En la parroquia La Vega, sobre todo en las zonas populares donde se han registrado frecuentes enfrentamientos armados, la inseguridad y la violencia es motivo principal de la ausencia de muchos de los miembros de mesa.

Problemas en las regiones

De acuerdo a los reportes de Monitor Venezuela, en varias regiones del país se han registrado problemas de conexión para la capacitación a distancia de los miembros de mesa.

Según el registro que llevan representantes de la Junta Municipal adscrita al Consejo Nacional Electoral (CNE) en Sotillo, zona norte del estado Anzoátegui, solo 110 de los 942 miembros de mesa seleccionados acudieron a la capacitación presencial. Es decir, 11% del total.

 Capacitación de miembros de mesa en Santa Mónica. Foto Mercedes Expósito

Capacitación de miembros de mesa en Santa Mónica. Foto Mercedes Expósito

La información fue suministrada por los encargados del órgano municipal. Aseguraron que se encuentran atendiendo el programa de capacitación de lunes a viernes de 8 am a 4 pm.

En el municipio Sotillo serán habilitadas 243 mesas electorales. Según la información aportada por la coordinadora regional del CNE, Dichelis Guevara, es necesaria la presencia de al menos cuatro miembros por cada mesa para el momento de apertura de los centros electorales.

“Los electores pueden verificar sus datos en la página oficial del CNE (www.cne.gob.ve) o enviar un mensaje de texto al número 2637 para verificar la información. Hasta ahora no contamos con el primer reporte de las juntas municipales para conocer la asistencia en el estado”, resaltó.

Guevara aseguró que el programa de capacitación también es ofrecido vía online. El porcentaje de capacitación se conocerá a medida que los sorteados vayan solicitando sus credenciales, tras la culminación del programa, indica el reporte de Monitor Venezuela.

Capacitarse desde casa

Monitor Venezuela señala que fueron seleccionados 29.611 miembros de mesa para las elecciones del 21 de noviembre en el estado Monagas.

Una de las seleccionadas, Beatriz Domínguez, explicó que al enterarse que estaba habilitada para prestar servicio como miembro suplente en una escuela de la parroquia La Pica, zona rural ubicada al este de Maturín, comenzó a investigar los pasos que tenía que dar.

Beatriz se capacitó como miembro de mesa desde su casa, en la noche, que es cuando la señal ABA de Cantv está mejor. Decidió hacerlo así después de dos intentos fallidos durante el día.

“El proceso es rápido. Hay que prestar atención durante los siete módulos porque te van haciendo preguntas y si las contestas mal, no tienes derecho a nada. No te acreditan ni siquiera como miembro accidental”, explicó.

Aunque el adiestramiento está diseñado para que a la persona le tome media hora completarlo, ella lo cumplió en hora y media, porque el video cargaba por partes. En ese tiempo, se sentó frente a su computadora con un papel y un lápiz para tomar nota. Así se capacitó.

Su código lo imprimió en un cibercafé, porque su impresora no tiene ni tinta ni papel. En Maturín, los miembros de mesa que no cuentan con Internet en sus casas tienen que pagar servicios particulares. La hora cuesta 4,50 bolívares (un dólar) en promedio. En esos mismos lugares, la persona puede imprimir su certificado en una hoja por 2,50 bolívares.

Retrasos en la capacitación

Recientemente la ONG Súmate denunció retraso en la capacitación de los miembros de mesa. Al parecer las campañas informativas y de motivación desplegadas por el CNE no han sido efectivas para motivar la participación. Son 991.248 los electores asignados por sorteo para esa tarea para las 30.643 mesas establecidas en todo el país. Esos centros electorales deben estar organizados y tener a sus miembros entrenados para el 21 de noviembre.

miembros de mesa

El 22 de octubre comenzó el proceso de adiestramiento a través de una plataforma a distancia. Sin embargo, hay reportes de deficiencias en esta materia con centros que carecen de internet.

Según la Ley Orgánica de Elecciones, Ley N° 26859, el cargo de miembro de mesa es irrenunciable. Pero una persona seleccionada puede presentar alguna excusa prevista en la ley.

Según cifras que maneja el CNE, hasta el sábado 6 de noviembre en el municipio Libertador del Distrito Capital solo se habían capacitado 478 miembros de mesa de los 6.708 convocados. Es decir, ni 7%.

De los 478 ciudadanos, 23 están capacitados y acreditados como presidentes. 22 serán miembros de mesa principales, 17 secretarios y 230 son miembros accidentales.

El municipio Libertador del Distrito Capital posee 852 centros de votación de los 14.262 activados en todo el país.

Regularizan a miembros accidentales

Súmate alertó que el directorio del CNE no ha sido diligente en la notificación y convocatoria de los 991 mil 248 electores seleccionados como miembros de mesas.

Según el cronograma de las elecciones regionales y municipales, publicado por el Poder Electoral, las jornadas de capacitación y acreditación de los miembros de mesa se iniciaron el pasado 20 de octubre y culminarán el 18 de noviembre.

Ante la mínima participación de los miembros de mesa sorteados en el proceso de capacitación y acreditación, Súmate advierte que es ilegal que el CNE le haya dado carácter de regularidad a la figura de los “miembros de mesas accidentales”. Asegura que la misma solo está contemplada en los artículos 119 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre) y 305 del Reglamento General de la Lopre (Rglopre) para cuando no haya quórum en la constitución de las mesas el día de la votación.

Para Súmate, “la forma como el CNE ha instrumentado la figura de los miembros de mesas accidentales violenta disposiciones constitucionales, legales de la Lopre y el Rglopre) que exigen la despartidización de los organismos electorales, así como garantizar la independencia en sus funciones de los integrantes de los mismos”, puntualizan.

El mensaje no llega

Cuando faltan pocos días para los comicios, los mensajes y campañas del ente electoral para motivar la participación y obligación de los miembros de mesa no convencen. La mayoría de los seleccionados sabe que, además de la capacitación, enfrentarán una jornada de 24 horas corridas. Y por eso solo recibirán un pequeño estímulo monetario.

“Los ciudadanos no solo votan. También deben participar como miembros de mesa y miembros de juntas electorales municipales y regionales. Las condiciones no las construye únicamente el CNE, sino también la ciudadanía y los factores políticos. La invitación es a involucrarnos el 21N”, dijo en un mensaje a finales de septiembre el rector del CNE, Roberto Rincón. Este funcionario ha tratado de derrotar la apatía y la abstención, en un debate electoral en donde todos opinan desde las redes sociales y muy pocos están dispuestos a aportar su trabajo para los cambios que requiere el país.

 

En Nicaragua ocurrió una coronación autoritaria

Una reciente encuesta de la firma Gallup dejó en evidencia que, si las elecciones en Nicaragua fueran entre Daniel Ortega y alguno de los siete aspirantes que han sido apresados por el régimen, el mandatario sandinista solo obtendría una cuarta parte de los votos, en comparación con los votos de cualquiera de estos siete dirigentes apresados