Don Francisco sigue más reflexivo que dicharachero en CNN en Español

Atrás quedaron los tiempos de “Sábado Gigante”, el show de variedades que animó durante 53 años y que le valió un Record Guinnes. Ahora, a los 80 años, mesurado y sereno, inicia la segunda temporada de su programa de entrevistas por CNN en Español, con un formato apoyado en las redes sociales

Don Francisco sigue más reflexivo que dicharachero en CNN en Español

El 15 de febrero de este año, Mario Kreutzberger, más conocido como el presentador de televisión Don Francisco, estrenó un show en CNN en Español muy alejado en cuanto a contenido de su célebre “Sábado Gigante”, el programa que durante décadas lo hizo un hombre-rating muy popular en nuestro continente, primero en el Canal 13 de su Chile natal y posteriormente a través de la cadena hispana Univisión, desde cuya sede en Estados Unidos se emitía para Latinoamérica, erigiéndose en un fenómeno de sintonía que convocaba semanalmente multitudinarias audiencias.

La nueva etapa profesional de Don Francisco luego de 53 incesantes años como mediática figura televisiva, se produjo en un registro muy diferente. A CNN llegó con un programa de entrevistas que, según el mismo canal describía entonces al darle la bienvenida, era como “un momento para conocer más profundamente a los invitados y reflexionar junto a ellos”, de allí su nombre, “Don Francisco: Reflexiones” que comenzó a emitirse los días lunes.

Enriquecedor golpe de timón

Fueron diez programas con un Don Francisco diferente, compartiendo sus propios pensamientos en la intimidad de su nuevo estudio digital, especialmente construido para este proyecto y adaptado a las circunstancias que impuso la pandemia. Estas entrevistas resultaron apreciablemente enriquecedoras para el presentador. Era la primera vez que enfrentaba al público internacional con una producción 100% virtual, enviando sus preguntas, videos y sus propias reflexiones a través de las redes sociales.

Don Francisco

Fue tan exitosa esa primera temporada en términos de crítica y audiencia, que CNN en Español decidió hacer una segunda temporada de 11 capítulos con más de 30 invitados -con quienes el popular animador reflexionará sobre temas íntimos que más inquietan en la complicada actualidad que vivimos- y además la incluyó en su nueva programación nocturna de los domingos para el período 2020-2021, que comienza esta semana y que lleva el alusivo título de “Domingos de Gigantes”, en la cual estarán integrados también, con sus programas, Rafael Romo (“Mirador mundial”), Marcelo Longobardi (“Diálogo con Longobardi”), Andrés Oppenheimer (“Oppenheimer presenta”) y María Celeste Arrarás (“Docufilms”), siendo esta última la nueva adquisición del canal.

Historias que dejan huellas

El denominador común del programa de Don Francisco en esta siguiente temporada será la sensibilidad humana de las conversaciones sobre las historias personales de los entrevistados, combinadas con la experiencia de vida del famoso anfitrión.

En el primer capítulo, a emitirse este domingo 7 de septiembre a las 11 de la noche, hora de Venezuela, conoceremos “una faceta diferente del cantautor y astro de la música colombiana Sebastián Yatra”, según lo destaca la nota de medios promocional. También estará el periodista Xavier Serbiá, exintegrante de Menudo, hablando en torno a su temprana viudez.

Esta segunda temporada de “Don Francisco: Reflexiones” tendrá como novedad la presencia del público, que se incorporará a cada emisión a través de una “nube virtual” que representará a los distintos países. La audiencia tendrá una participación activa, pues le podrá preguntar directamente a los invitados y opinar sobre los temas de conversación que se propongan cada semana.

Reflexiones en tiempo de pandemia

En entrevista con El Estímulo, Mario Kreutzberger ofreció detalles de su inminente nueva etapa los domingos en CNN en Español, así como de lo que ha sido su experiencia desde que en enero de este año decidió incursionar en este formato.

“En la primera temporada eran solamente diez programas, transmitidos de lunes a viernes -explica un Don Francisco amable y seguro, con palabras que fluyen como aprendidas de memoria-. Este, en cambio, es un ciclo que va a durar el año, pues posee características distintas. El primer ciclo era más bien con artistas que habían comenzado conmigo, ese tipo de cosas, y ahora ya son programas temáticos”.

-¿Abordará temas políticos?

-No habrá políticos, pues allí no me meto mucho, ya que tengo otros intereses. De hacerlo, dividiría al pueblo. Si hago una entrevista y hay una persona que es favorable al gobierno, la oposición va a estar en contra. Y si lo hago con uno de la oposición, lo estarán los del gobierno. Prefiero tocar otros temas.

-¿Como cuáles?

-Si una persona vive el término medio de 80 años, como yo, más o menos 24 años de su vida los pasa durmiendo, entonces hago un programa especial sobre el sueño, que es algo que a todas las personas les toca: la interpretación de los sueños, las enfermedades del sueño, la gente que sufre de insomnio. Con eso hago un programa. O entrevisto a un artista junto a otro artista. O, por ejemplo, converso con tres sobrevivientes de tragedias que tienen una experiencia sobre lo que eso significa. Y así voy combinando los programas unos con otros.

-No es entonces un formato rígido…

-No lo es, porque además a esta etapa le agregué una nube virtual que me permite en forma extraordinaria hablar con personas que están en diez países distintos. Yo converso con determinado invitado y entonces le pregunto a la gente qué sabe usted de mi invitado o sobre algún otro tema. Vamos conversando.

Don Francisco

(Foto: Gio Alma)

-¿Porqué el nombre de “Don Francisco: Reflexiones”?

-Porque cuando uno tiene mucho tiempo para conversar con uno mismo, reflexiona sobre muchas cosas de la vida. Entonces alguien me pregunta: ¿cómo se le ocurre a usted hacer un programa sobre el sueño? Porque estuve pensando que más del 30 por ciento de la vida lo pasamos durmiendo. ¿O cómo se le ocurre hacer un programa sobre las dietas? Bueno, porque yo he sufrido toda la vida de un exceso de peso y me he preguntado por qué nunca pude controlarme. Parece que yo viví gordo y voy a morir flaco.

-Usted pasó muchos años en un formato contrapuesto a este, ¿le costó adaptarse o esta es la modalidad ideal para esta etapa de su carrera?

-Siempre he hecho las cosas que me gustan y que quiero hacer. Esa ha sido una suerte. El tiempo que hice “Sábado Gigante” me encantaba hacerlo. Era un programa dicharachero, alegre. Pero también de pronto pensé que era bueno hacer un programa de conversación e hice “Noche gigante”, “Don Francisco presenta”, “Don Francisco te invita”, tuve muchas oportunidades. Cuando me propusieron hacer un concurso hice “¿Quién quiere ser millonario”? y después inventé un concurso que se llamaba “¿Quién merece ser millonario?”. Y así fui haciendo muchas otras cosas en la televisión, como las “Cámaras viajeras”.

En mi país hice un segmento que tuvo mucho éxito hasta el día de hoy, “Usted no conoce Chile”, donde visité los lugares más recónditos de todo el territorio. Y muchas veces estuve en Venezuela haciendo la “Cámara viajera” también.

-¿Hay diferencias entre esta segunda etapa de “Don Francisco: Reflexivo” con la anterior?

-Ahora va los días domingos y le han puesto de manera muy creativa “Domingos Gigantes”, donde también estarán Rafael Romo, Marcelo Longobardi, Andrés Oppenheimer, María Celeste Arrarás y yo al final. La principal diferencia es la nube virtual, que permite que la gente pueda ser partícipe de mis conversaciones. En esta nube virtual yo he tenido influencers. Como soy de una generación más atrasada, ni siquiera sabía lo que era un influencer y me tuvieron que explicar. Y también me permitió entrevistar a un niño que a los 13 años se hizo millonario porque inventó una App para Apple. Y así fui juntando los programas haciendo cosas diferentes.

En esta segunda etapa, como ya dije, van diez programas. Después se hará un pequeño repaso de lo que fueron todos ellos y se hacen diez programas más. Y así sucesivamente mientras la salud, el tiempo, las ganas y las oportunidades lo permitan.

-¿Qué enseñanzas le ha dejado este nuevo formato?

-Me ha dejado la enseñanza de que el internet aleja a los que están cerca y acerca a los que están lejos. Porque he podido hacerlo virtualmente con gente que está en todos lados. El domingo pasado, por ejemplo, había una persona que estaba en Taiwán, la otra en Madrid, una en Argentina, la otra en Chile, una en Guatemala y así. Eso nunca lo había hecho yo en el mundo y hoy día, gracias a la tecnología, la he podido hacer.

Don Francisco

(Foto: Gio Alma)

Entre CNN y Chile

Televisivamente la actividad actual de Don Francisco no se centra exclusivamente en CNN En Español, sino también en Chile. Y allí está el Teletón, que bajo su iniciativa se realiza desde 1978. Por su importante labor social, la Organización de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) confirió a Kreutzberger el título de Embajador.

-Voy a hacer nuevamente el Teletón el 3 y 4 de diciembre. Yo en este momento me encuentro en Miami, “la capital del sol”, y dentro de unos pocos días me voy a Chile, después de que salga al aire el segundo capítulo de esta serie.

-¿Es lo único que está haciendo en televisión en Chile?

-Es posible que haga un programa especial que he hecho los últimos 20 años, que se llama “Las caras de La Moneda”, porque estamos allá frente a una elección presidencial y entonces, a lo mejor, después de la primera vuelta, haré algo con los candidatos. Eso todavía está en estudio.

-Por lo visto, la palabra retiro no existe en su vocabulario…

-Es que el retiro no es voluntario, sino involuntario. Las condiciones de salud, las condiciones físicas, intelectuales y ambientales, los contratos, el deseo del público de escucharte. Son cosas que están por verse.

-¿De qué manera ha cambiado su vida?

-Mi vida ahora es un poco distinta, más reposada, y por eso he tenido que tomar hasta un terapista para aprender a vivir más como Mario Kreutzberger que como Don Francisco.

-¿Y cómo le ha ido?

-Regular, porque toma un tiempo. Imagínese, trabajé incansablemente durante 58 años y de pronto empiezo a tener más tiempo para mí mismo, entonces uno se pregunta a sí mismo: “¿Qué te pasa?”. Y ahí es donde necesito un poco de ayuda. Todos podemos ser mejores y es lo que estoy trabajando, ser mejor esposo, mejor padre, mejor abuelo.

-Su familia debe estar feliz…

-Así es.

Con ganas de vivir

En mayo pasado, lanzó su libro de memorias titulado “Con ganas de vivir”, en el cual narra su vida profesional y personal al cumplir 80 años, que abarcan 58 de trayectoria profesional.

En un tono íntimo, pero también lleno del humor que lo caracteriza, va construyendo el relato de su existencia, “que es a la vez la historia de la televisión chilena en un comienzo”, indica la editorial sobre este texto del creador y presentador de “Sábado Gigante”.

El autor reconstruye la detención de su padre en el campo de concentración de Buchenwald, de la Alemania nazi, en 1938, y la odisea para emigrar a Chile, donde nació el presentador el 28 de diciembre de 1940.

“Con ganas de vivir” narra también las conversaciones de Kreutzberger con expresidentes estadounidenses como George W. Bush y Barack Obama.

Hitos de una carrera

Sábado Gigante: El programa de más larga duración de la historia de la televisión, según consigna el Libro de Records Guinness. Finalizó el 19 de septiembre de 2015 en la cadena Univision de Estados Unidos. El maratónico espacio sabatino de Don Francisco, que había iniciado en el Canal 13 de Chile en 1962, tuvo invitados de gran talla y también contó con personajes y secciones entrañables, como “El Chacal de la Trompeta”.

Dos años en Telemundo: El 9 de octubre de 2016 el conductor regresó a la televisión de Estados Unidos de la mano de Telemundo. Fue en “Don Francisco invita”, programa de entretenimiento, entrevistas a reconocidas celebridades y música en vivo. Allí estuvo hasta el 9 de diciembre de 2018.

Nueva etapa, nuevo look: Reapareció con una apariencia totalmente al natural en julio de 2020. Dejarse ver físicamente tal cual es, a sus 80 años de edad, sin teñirse el pelo y sin otros “retoques”, es como el presentador chileno desea mantenerse frente al público. “Durante los años que trabajé en la televisión, alguna vez, hace 20 años atrás, tuve que hacerme un ‘arreglito’, cosa que hoy en día no me haría”.

Fiel a sí mismo: “Tuve que hacer muchas cosas para poderme mantener frente al público, hoy en día también quiero hacerlo, pero diciendo quién soy. Soy un hombre que quiere hacer, principalmente, cosas que le gusta hacer”, expresó el presentador, vía Instagram, durante una charla en vivo para un programa estadounidense.

Don Francisco

Invalorable Teletón: El 8 de diciembre de 1978 lanzó la primera Teletón, iniciativa benéfica que desde entonces ha venido llevando a cabo vía TV en Chile. Se inspiró en un célebre evento anual promovido por el cómico Jerry Lewis en Estados Unidos. Hoy, 43 años después, la Teletón se apresta a tener su versión número 33. Entre otras cosas, se han construido, con lo recaudado allí, 15 centros de rehabilitación a lo largo del país para acoger a niños con diferentes tipos de discapacidad. En la próxima edición se buscará una ayuda económica para 5 mil familias del Hogar Clínica San Juan de Dios.

Una estrella en Hollywood boulevard: En 2001, año en que “Sábado Gigante” se inscribió en el libro de los Récords Guinness, Don Francisco inauguró su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Una calle en Nueva York: En las esquinas de la 168 y Broadway, en el barrio de Washington Heights, en Nueva York, se inauguró una calle con el nombre de Don Francisco.