Bachelet exige "investigación independiente" tras la muerte de Baduel

El gobierno venezolano condenó la declaración de la ONU en un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores, en el que no menciona una vez el nombre de Baduel

Bachelet exige "investigación independiente" tras la muerte de Baduel

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (Oacnudh), Michelle Bachelet exigió una “investigación independiente” por la muerte bajo custodia del general venezolano Raúl Baduel, el general que ayudó a Hugo Chávez a regresar al poder tras un golpe, fue ministro de Defensa y terminó como preso político.

“Lamentamos profundamente la muerte en detención de Raúl Baduel. Llamamos a Venezuela que garantice una investigación independiente”, escribió en Twitter Bachelet.

La ONU pidió además “atención médica para todos los detenidos” y “que se consideren medidas alternativas a la detención y se liberen aquellos en detención arbitraria”.

El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, anunció la muerte el martes, indicando que el general murió por complicaciones del covid-19 después de recibir tratamiento médico y haber recibido la primera dosis de la vacuna.

No obstante, familiares de Baduel, que reclaman se enteraron con el anuncio en redes, niegan que el general tuviera el virus.

“El régimen asesinó a mi amado y valiente papá @RaulBaduel”, escribió la hija, Andreina Baduel, en Twitter. “Recientemente tuvimos la fe de vida de él, ES FALSO que tenía COVID-19”.

De camarada a adversario

Siendo comandante de una base en Maracay (200 km al oeste de Caracas), Baduel ayudó a restituir a Chávez tras el golpe de Estado de abril de 2002 que lo sacó brevemente del poder. En 2004 fue nombrado comandante general del Ejército y, en 2006, ministro de Defensa.

Pasó a retiro en 2007, año en que se convirtió en adversario del chavismo al manifestarse contra una reforma a la Constitución promovida por Chávez.

En 2009 fue detenido bajo cargos de corrupción y purgó una pena de casi ocho años. Tras salir en libertad en 2015, fue nuevamente encarcelado en 2017 acusado de conspiración contra el actual presidente Nicolás Maduro, que lo destituyó de la Fuerza Armada y degradó.

“Fines políticos”

El gobierno venezolano condenó la declaración de la ONU en un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores, en el que no menciona una vez el nombre de Baduel.

“En el país no existen personas detenidas arbitrariamente. Todas y cada una de las personas privadas de libertad se encuentran sujetas a procesos penales conducidos por los órganos del sistema de justicia, con todas las garantías”, indicó el texto. También en el comunicado se aseguró que se garantiza a todas las personas privadas el disfrute de sus derechos humanos, incluyendo el derecho a la debida atención médica.

“Venezuela lamenta que la OACNUDH ceda sistemáticamente a las presiones de aquellos sectores que pretenden seguir utilizando el tema de los derechos humanos con fines políticos, al tiempo que invisibiliza las reformas estructurales adoptadas por el Estado venezolano para fortalecer los derechos de las personas privadas de libertad”.

Familia Baduel tras las rejas

Dos de los hijos de Baduel también han sido arrestados bajo señalamientos de conspiración. El primero de ellos Raúl Emilio, que está ahora en libertad. El segundo es Josnars Adolfo Baduel, quien fue detenido por su presunta participación en una incursión marítima en mayo de 2020 conocida como “Operación Gedeón” que buscaba la salida de Maduro. Sigue arrestado.

Con la muerte de Baduel, “ya son 10 los presos políticos que fallecen bajo custodia” desde 2015, según el abogado Gonzalo Himiob, de la ONG Foro Penal dedicada a defender presos políticos.