Alejandro Sayegh y La Danse

Hoy 27 de agosto se inaugura La Danse, una exposición con la onírica mirada del fotógrafo Alejandro Sayegh, en las instalaciones del conservatorio Alberto Requena, en la Isla de Margarita

Alejandro Sayegh y La Danse

La inauguración de la magnífica exposición La Danse marca una nueva colaboración en el convenio para la programación cultural suscrito entre el Conservatorio de Música y Danza Alberto Requena y la Fundación Artesano Group, a la cual apoyo desde hace varios años.

A partir de hoy 27 de agosto de 2021, abre sus puertas esta exposición sobre la particular y onírica mirada del fotógrafo Alejandro Sayegh, en las instalaciones del conservatorio Alberto Requena, ubicado en la urbanización Los Robles de la Isla de Margarita.

Arlequines. La Danse, por Alejandro Sayegh

Arlequines. La Danse, por Alejandro Sayegh

Esta será la primera de varias exposiciones que se llevarán a cabo en el marco de interesante y muy necesario convenio cultural. Así nos  informó Carmen Julieta Centeno quien funge como Presidenta de la Fundación Artesano Group. Ambas instituciones se han unido para diseñar, promover y ejecutar proyectos culturales de impacto significativo en todo lo que tiene que ver con el arte la cultura y la educación en nuestro país.

Esta muestra es una colección de 16 imágenes que han sido captadas bajo el lente del fotógrafo Alejandro Sayegh en la que nos presenta una visión única, delicada y onírica del Ballet clásico.

Flores. La Danse. Foto Cortesía

Alejandro comenzó esta búsqueda captando imágenes del Ballet de la Mar, así como cubriendo eventos del flamenco y la danza oriental.

“Sentí que estaba preparado para el desafío. Había descubierto lo que creo que es lo más fundamental al intentar fotografiar la danza: escucha la música y dispara por oído. Ese mantra me enseñó que fotografiar la danza no tiene nada que ver con cazar el instante decisivo, como generalmente lo hacemos visualmente, sino que implica conectarse con la música que da vida al movimiento. Porque, finalmente, la danza es la desambiguación de la música. Es la transformación de la abstracción emotiva a la figuración cadencial del movimiento apreciable por la vista, y que llega directamente al alma”.

Danza del café. La Danse por Alejandro Sayegh. Foto cortesía

Sayegh agrega que la conexión con la música le reveló al ballet. Y así comenzó a intuir cuando aparecerían esos instantes clave e, incluso, cuando descansar. Poco a poco dicha intuición se fue convirtiendo en conocimiento y ha evolucionado a través del tiempo.

Dentro del cuerpo de trabajo podemos apreciar instantes sublimes del ballet como en Flores, Apoteosis, Arlequines, Danza del Café, Clarita levitando, Tombé amoureux, Arabesque y otras más, que nos transportan a esa delicadeza y rigor que comprende la disciplina del ballet.

Apoteosis. La Danse, por Alejandro Sayegh

“Descubrí y aprendí que para fotografiar la danza debes bailarla mentalmente, para visualmente anteponerte a los pasos de los bailarines. No bailaré en cuerpo pero sí en espíritu”, asevera Sayegh.

La Danse

Odile. La Danse, por Alejandro Sayegh

Si están en la isla de Margarita les recomiendo que vayan a disfrutar de esta maravillosa muestra.

La Danse

Odette. La Danse, por Alejandro Sayegh

Coordenadas

La Danse estará expuesta desde hoy 27 de agosto hasta enero de 2022 en el Conservatorio de Música y Danza Alberto Requena en la Isla de Margarita.

El horario es de 10 am a 6 pm.

Pueden seguirlos a través de las redes @artesanogroup, @hacedoresdepais, @conservatoriodemusica.ar, @balletdelamar@alejandrosayeghautoral

 

 

Maison Natan: la distinguida nueva normalidad

Su director artístico, Edouard Vermeulen creó suntuosos vestidos de una elegancia suprema, en ricos tafetanes de seda de líneas contemporáneas que permiten ir de un compromiso a otro, de un día a otro, de un evento al siguiente, sin preocupaciones de estilismo

Agilidad emocional

Siempre hay oportunidad de corregir los entuertos de una educación básica que se empeña en estimular, únicamente, las capacidades técnicas y se olvidan de que la única vacuna posible ante tanta inhumanidad es la salud emocional