Aerolíneas reducen sus operaciones por culpa del Covid-19

Delta, United y Southwest Airlines han visto sus actividades gravemente afectadas por culpa del coronavirus que mantiene a los gobiernos alrededor del mundo en constante alerta. Otras instituciones como la bolsa de Wall Street también se han visto afectadas por el brote que empezó en Wuhan, China

Aerolíneas reducen sus operaciones por culpa del Covid-19

Las aerolíneas están reduciendo sus vuelos, congelando contrataciones y manteniendo sus aviones en tierra para sobrellevar el significativo descenso en las reservaciones de viajes. También buscan contrarrestar el aumento en las cancelaciones provocados por los temores del brote del nuevo coronavirus, que se identifica como Covid-19.

Gary Kelly, director general de Southwest Airlines, dijo que el brote podría ser peor para las aerolíneas que los ataques terroristas de 2001. Un grupo comercial de la industria cree que causará más daños.

Delta Airlines dijo el martes que la demanda de viajes cayó tanto en la última semana que prevé que un tercio (1/3) de los asientos estén vacíos este mes en vuelos dentro de Estados Unidos. El país se mantuvo lejos del impacto del virus por un tiempo, pero ya se reportan casos en sus principales ciudades.

United Airlines anticipa pérdidas en el primer trimestre por primera ocasión en seis años. La aerolínea señaló que las ventas de boletos en Estados Unidos disminuyeron un 25% en los últimos días, 70% tras tomar en cuenta las cancelaciones, y la situación en Asia y Europa es aún peor.

Los viajes de negocios se suspendieron por culpa de las reuniones y conferencias fueron canceladas. En tanto, los viajeros de placer tienen miedo.

Por lo general las aerolíneas tratan de atraer a los viajeros renuentes al reducir los costos, pero eso no funcionará con el brote de Covid-19.

«Si tienes miedo de volar, probablemente lo tengas a cualquier precio», dijo Glen Hauenstein, presidente de Delta.

Delta, la aerolínea más grande del mundo por ingresos, dijo que las reservaciones netas cayeron de 25 a 30% en las últimas dos semanas y la situación podría empeorar. La compañía reducirá sus vuelos internacionales entre 20 y 25%. También disminuirá los viajes dentro de Estados Unidos entre 10 y 15%, igualando los recortes que anunció United Airlines.

Delta estacionó algunos aviones, redujo gastos, congeló las contrataciones, ofreció una licencia voluntaria sin goce de sueldo, postergó las aportaciones de jubilación voluntarias y suspendió la recompra de acciones.

American Airlines anunció una reducción del 10% en sus vuelos internacionales este verano y disminuirá los viajes en Estados Unidos en un 7,5% durante abril. Demoró la capacitación de nuevos pilotos y personal de vuelo.

United dispuso de un crédito bancario adicional por 2.000 millones de dólares para obtener un respiro financiero. El peor escenario que la compañía planteó es una caída del 70% en las ganancias de abril y mayo, reduciéndose a 20% en diciembre.

El presidente de la aerolínea Scott Kirby dijo que United espera que el brote no sea igual de dañino que los ataques del 11 de septiembre de 2001, cuando las reservaciones se hundieron 40% por dos meses antes de empezar a recuperarse.